jueves, 12 de marzo de 2015

ARCO: lo que YO ví y lo que PIENSO



Hace un par de semanas estuve en ARCO y el resumen sería claro: figurativo, cinético, pequeño formato, gente joven, sexo y moda. Cuando digo moda me refiero a la de los propios visitantes, ARCO sin duda es un escaparate donde ver y ser visto, pero también este año por primera vez la moda se cuela como arte y se proponen unas piezas de diseñadores convertidas en esculturas/instalaciones donde lo significativo es que se trata de moda y que está hay.
La recurrente discusión sobre si la moda es arte sigue latente, aunque existan museos del traje o los grandes diseñadores del siglo XX hagan retrospectivas en los principales museos del mundo.
La cuestión es donde acaba el arte y empieza la vida en muchos de los aspectos que nos rodean. Tal vez deberíamos plantearlo de otra manera, en lugar de separar por esferas todo lo que conforma al ser humano, deberíamos asumir que somos seres políticos, religiosos, artísticos, científicos, etc...tan solo se trata de prestar atención y dejar atrás convencionalismos sobre lo que podemos o debemos ser.


La moda es un medio de expresión, tanto para el que la diseña como para el que se la pone, estamos gritando al mundo que somos, con que nos identificamos y por supuesto que es lo que podemos pagar o que es lo que estamos dispuestos a pagar, tal y como pasa con el arte. Sin duda es clasista y a veces roza el absurdo y se justifica con lo de que para presumir hay que sufrir.
Pues bien ARCO da un paso al frente y la incluye, matificada, reconvertida, pero ya ha metido el pie dentro de una feria de arte, sin duda yo creo que es su lugar, ahora habrá que observar como crece, ya que incluir la moda dentro de una feria como ARCO es abrir las puertas al campo. La moda tiene diferentes vertientes no propiamente artísticas, que se tienen que ubicar en otros espacios, vertientes de caracter técnico, antropológico, medioambiental...y por supuesto económico. 
Sin duda el comprador de moda de alto standing encaja perfectamente en el perfil de coleccionista de arte para el que se habilita una sala VIP creada en esta ocasión por Zara Home, visitas VIP, dias VIP, restaurantes VIP....y eso es lo que yo no acabo de entender, en palabras de su director Carlos Urroz Arco se quiere diferenciar de las otras ferias de arte, habla de emergentes, de ser un punto de encuentro entre galeristas, coleccionistas y artistas, de una feria sexy (1). Mi pregunta es: ¿quién es un coleccionista hoy en día? ¿quién, o mejor aún, qué es ser artista? ¿deben reciclarse o morir los galeristas?
El otro día escuchaba al mayor coleccionista de arte de Colombia, país invitado este año a la feria, José Dario Gutierrez (2) comentaba que un coleccionista es alguien que tiene la intención de serlo. De hecho el se gastó su primer sueldo hace treinta años en su primera adquisición artística y de ahí hasta nuestros días.
En estos tiempos que corren donde 'ser casta' ya no está de moda, me sigue sorprendiendo que cuando uno habla de una feria de arte sexy lo haga en los mismos términos del s.XIX donde el coleccionista era un señor mayor, aristócrata o gran burgués, un VIP,  que compraba las obras que otro señor, probablemente de la misma condición social, le aconsejaba; para que cuando sus distinguidos visitantes observaran la obra colgada de la pared de su suntuosa casa, eso si en exclusiva, dieran cuenta del poder económico y social que manejaba.


Las cosas han cambiado y el arte que es parte de la vida tiene que hacerlo también, y es que ahora los potenciales compradores pagan a plazos la obra, negocian con el artista a través de internet o son el artista y visten con vaqueros rotos y deportivas la mayoría del día. Yo creo que una feria sexy sería la que se abriera al público, la que viera en cada visitante una posibilidad, la que elimine los VIPs y contemple la humanidad como único requisito para acceder en igualdad a lo único bello que es capaz de hacer el hombre sin necesidad de destruir: el ARTE.
La moda se cuela en ARCO, a ver si con suerte se cuela la magnífica y necesaria visión freaky del mundo y dejamos atrás los estereótipos y a los estereotipados. Al final no debemos olvidar que es un comercio y el cliente siempre tiene la razón.

(1) Entrevista concedida por Carlos Urroz al suplemento de el diario El Mundo nº 60, del día 22/02/2015.

(2) Charla con José Dario Gutierrez. Cadena SER. 25/02/15


No hay comentarios:

Publicar un comentario