miércoles, 24 de diciembre de 2014

Marta BLASCO en carne y ALMA

Hace unos días Marta Blasco inauguraba su exposición en la Galería Pelaires Project en torno a la fascinante figura de la Sibil·la y tan solo unos días después se presentaba el libro redactado por Gabriel Janer Manila e ilustrado con unos magníficos grabados realizados por la artista, en torno al inquietante personaje. 
Marta lleva tiempo apegada a la tierra, en contacto continuo con la naturaleza y justo de la naturaleza surge la materia prima de esta magnífica Sibil·la que ella tridimensionaliza, la convierte en una mujer que nos invita a seguirla a través de un bosque de memoria perdida, si la seguimos alcanzaremos el lazo de su trenza, nos enredará y como una sirena nos encantará con su canto y ya nunca podremos volver a nuestra propia realidad, estaremos enganchados a ella.
La Sibil·la de Marta destila sensibilidad, toda la que pone en sus trabajos, pasa directamente de su corazón a sus lápices y se convierte en una verdad tangible, en una persona que existe, nos acerca a  su historia, más allá de la letanía que anuncia el fin del mundo el día de nochebuena.
Por supuesto no es su primera exposición, ni su primer trabajo, es uno más, pero cada uno especial y diferente porque como un actor Marta se mimetiza con el personaje, lo crece dentro de ella antes de exponerlo al exterior, antes de prestárselo al mundo, al final Marta son todos sus dibujos y si alguien quiere conocerla es tan fácil como acercarse a su obra.
Además de este mundo mágico, la artista vive en el mundo real y eso es lo que la hace aún más grande, lo que exponencializa sus dibujos, de esa manera consigue acercar la Sibil·la a todo el mundo, en definitiva, ella son todas las mujeres y ninguna, y ese bosque en el que se adentra podría ser perfectamente la enmaraña de pensamientos que cada día manejamos todas las mujeres, que debemos seguir siéndolo en todas y cada una de las mil actividades que llevamos a cabo.
Las dos lecturas son válidas, la de la mágica Sibil·la que con su canto anuncia el fin de los días y la de la mujer cotidiana que camina a través de los obstáculos de un día común, no importa con cual nos quedemos. 
Más allá de cualquier lectura simbólica se trata sin duda de un magnífico trabajo a nivel técnico, donde queda clara toda su maestría y todavía más si tenemos en cuenta los magníficos grabados y pinturas que completan la exposición, junto a algunas fotografías.  
Marta es una artista con todos las herramientas a disposición de un único objetivo: TRANSMITIR.

Al final te quedas con ganas de más, pura magia.

Para ver más: Pelaires ProjectLa Sibil·laMarta y la Sibil·la
Imágenes obtenidas de la web del Institut d'Estudis Balearics: Institut d'Estudis Balearics


No hay comentarios:

Publicar un comentario