domingo, 2 de noviembre de 2014

Arte HUMANO: la sexualidad en EGIPTO.

          
La primera imagen que sobreviene a nuestra mente cuando hablamos de arte egipcio son las pirámides y los jeroglíficos, si pensamos un poco más llegaremos a la conclusión de que el arte egipcio presenta pocas variaciones en sus 5000 años de desarrollo y que se trata de un arte fundamentalmente religioso, en concreto funerario.
Pápiro erótico de Turín.
Ciertamente en la época de los faraones el arte va a estar muy estandarizado y fiscalizado por la corte, no obstante si escarbamos un poco en la arena del desierto podremos encontrar otras muestras no tan habituales pero que ponen al descubierto un Egipto más vivido. 
Uno de esos ejemplos es el “Papiro erótico de Turín” el papiro 55.001, del museo egipcio de Turín, es un manuscrito de 2.59 metros de longitud, realizado entre 1550-1070 a.c encontrado en la zona de Tebas concretamente en Deir el-Medina en el s.XVI, en el se muestran doce escenas sexuales de manera explícita realizadas entre hombres de mediana edad y jovencitas. Su función sigue siendo un misterio y son varias las hipótesis: 
     

  • Muestra la vida sexual de los dioses.
  • Ritual iniciático al mundo sexual.
  • “Playboy” de la época.
  • Muestra la vida de un burdel.
Pápiro erótico de Turín
De cualquier modo el papiro ya nació con polémica, durante años no fue expuesto al público por impúdico y ya en la época victoriana tan solo los hombres podían visitarlo, hoy en día lo podemos ver en la página web del museo. La obra pone de manifiesto varias cuestiones y deja entrever que más allá de un arte canónico promulgado desde la corte existían otras manifestaciones y es que el papiro no era exclusivo, en los últimos 200 años desde que se empezó a excavar en Egipto con asiduidad, se han descubierto otras muchas piezas de características eróticas y pornográficas. Ostracas
Ostraca egipcia. British Museum
donde se dibujan escenas sexuales explícitas que acompañaban a los constructores de pirámides el tiempo que se encontraban alejados de sus familias trabajando. Referencias en habitaciones privadas con poca accesibilidad en tumbas y templos. Una de las más curiosas es un grafiti que se encuentra en el templo dedicado a Hatshepsut, reina-faraón de la dinastía XVIII de Egipto. Reinó aproximadamente entre 1490–1468 a. C.

Llegó a ser la mujer que más tiempo estuvo en el trono de las "Dos Tierras". El nombre de Hatshepsut con el que se la reconoce hoy en día en principio era un título con el significado de "La primera de las nobles damas" o "la principal dama de la nobleza''. En dicho templo aparece un graffiti oculto a la vista y hoy en día no accesible donde se muestra a la reina teniendo relaciones con su guardián, evidentemente este graffiti no estaba permitido y probablemente el ejecutor lo hizo como una muestra de protesta ante el hecho de ser gobernado por una mujer. Tenemos que tener en cuenta que muchas de estas obras no han llegado hasta nuestros días por prohibiciones ejecutada posteriormente, durante el Renacimiento los diferentes papas decretaron que se debían cubrir con hojas de parra las partes sexuales que aparecieran en las obras de arte y otras fueron mutiladas. Por ejemplo en el Museo Británico encontramos una estatua del dios Min, dios de la fertilidad egipcio al que se le ha sustraído el miembro viril y un agujero aparece en su lugar.
Pápiro Greenfield
De hecho para los egipcios ser sexualmente activo era muy importante, ellos habían concebido el nacimiento del mundo a partir de la practica sexual de sus dioses y ese acto aparecía representado sin ningún tipo de pudor, la supervivencia de la especie pasaba por ese hecho total y absolutamente natural y aunque con un sentido mucho más privado del que luego tendrán los griegos y romanos no dejaba de ser una práctica asumida con total naturalidad.
En sus representaciones son mucho más crípticos, utilizan dibujos que para nosotros se escapan sin una explicación pero que eran absolutamente compresibles para cualquier egipcio:
Nebamun cazando patos en los pántanos. Tumba tebana de Nebamun. 1425 a.c.British Museum
  •  La flor de loto era un claro símbolo de fertilidad pero a la vez esnifada proporcionaba sensaciones sicotrópicas que también se relacionan con fiestas sexuales.
  • El pelo era un claro símbolo erótico y aunque muchos de ellos se rapaban al cero, usaban complejas pelucas, ya que cuando mayor fuera la longitud más erótico resultaba.
  • El pantano era otro claro símbolo sexual, ya que ir al pantano significaba tener relaciones.
  • Cazar, porque disparar con arco y eyacular se dicen con la misma palabra por tanto tenia una doble simbología. Muchas veces se presentaba al marido con su mujer a los pies en un pantano donde él está cazando aves. Esta era una clara alusión a la sexualidad de la pareja.
Hathor tocando el sistro
Sistro
Existían templos dedicados a la fertilidad en la ciudad de Saqqara en uno de sus templos aparecen una serie de habitaciones recónditas donde se representan escenas eróticas de dioses, con grandes falos erectos que las mujeres iban a tocar para quedarse embarazadas. Hay escenas donde aparece un elemento común el Sistro, una especie de sonajero utilizado en las prácticas sexuales, relacionado con la diosa Hathor, diosa del amor, la música y la fiesta. 
Una de las fantasías sexuales más recurrentes para los egipcios era la de una mujer emergiendo del sagrado río Nilo con ropajes transparentes pegados a su cuerpo y su larga cabellera mojada.
En definitiva la vida se impone y en Egipto lo que menos había eran faraones.

2 comentarios:

  1. Son temas muy interesantes, gracias por la explicación,he aprendido mucho.

    ResponderEliminar
  2. Son temas muy interesantes, gracias por la explicación,he aprendido mucho.

    ResponderEliminar