miércoles, 16 de abril de 2014

Ricard CHIANG....más que belleza

En el año 2001 me acerqué a RICARD CHIANG en la antológica que le dedicó el Casal Solleric de Palma y descubrí como un artista puede cazar los pensamientos, las imágenes, mi manera de ver y entender el mundo y ponerlo sobre un lienzo. 
En el caso de Ricard las pinturas  se tridimensionalizan porque cuando las miras te dan ganas de dar la vuelta y ver que hay detrás. 
Su delicadeza se complementa con la dureza y profundidad de las miradas de sus figuras, querrías hablar con ellas, que te resolvieran el misterio de lo que pasa por su mente.  
Sus paisajes van más allá de lo que ves, es un horizonte alejado que conecta con tus pensamientos y te atrae, te invita a que lo compartas, a que te dejes llevar. 
Ricard define su obra como "clasicismo contemporáneo" y ciertamente es muy acertado. El dominio de la técnica es magistral, la temática nos transporta a otros lugares, otros mundos, parecidos a éste pero que no lo son, son tal vez mejores, tal vez peores, inquietantes sin duda. 
Pero el artista sigue conectado con su realidad inmediata lo que hace que su obra sea muy cercana y comprensible. Tal vez el mejor de los adjetivos que define la obra de Ricard sea minuciosidad, es minucioso en el detalle, lo es en las técnicas que utiliza y el resultado son obras de una gran minuciosa delicadeza.

*Imágenes obtenidas de la web del artista:  RICARD CHIANG

No hay comentarios:

Publicar un comentario