jueves, 27 de marzo de 2014

La núm. 14

Qué tiene de especial una silla para que entre 1860 y 1930 se vendieran 50 millones de unidades y para que hoy en día su valor siga aumentando. La silla Thonet innovó en su época. Michael Thonet (1796-1871) ebanista de profesión en el año 1841 obtiene una patente por la curvatura de láminas de madera al fuego que supondrá una revolución en la construcción de muebles.
Así comienza la historia de la silla más vendida en la historia y es que esta técnica permitía abaratar costes y fabricar sillas que se podían transportar desmontadas, con lo que su precio era considerablemente mas bajo, sillas que además se vendían por catálogo....TE SUENA????
La número 14 del catálogo fue la más solicitada, en ella confluían diseño, buen precio y calidad, todo el mundo tenía una silla Thonet en su hogar.
En 1860 el sr. Thonet diseñó su mecedora que es 
justamente la que tienes en la cabeza cuando piensas en una confortable mecedora.
Con este currículo no es de extrañar que este trabajador incansable recibiera en su vida muchos reconocimientos, además de amasar una gran fortuna, pero sin duda el mayor  de ellos debe ser que un diseño de mediados del siglo XIX resulte hoy en día tan práctico, funcional y estético   cómo cuando lo pensó su creador.
 

Grabado de George de Maurier. 1884

No hay comentarios:

Publicar un comentario